lunes, 6 de febrero de 2017

LA COMPAÑÍA MULTINACIONAL SHELL APUESTA POR FOMENTAR LOS COCHES ELÉCTRICOS

La empresa considera que es importante cambiar el modelo de negocio y ve una oportunidad en este nuevo sector. En este sentido, pasará no solo a suministrar gasolina sino también a vender electricidad

 El coche eléctrico está obligando a cambiar la forma en la que piensan empresas del sector de la automoción que podrían ver cómo el futuro no les guarda un sitio privilegiado.


El rumor habitual cuando se habla del coche eléctrico es ¿qué pasará con las gasolineras? En el fondo les estamos quitando el negocio, pero donde unos ven un problema, otros ven un proyecto de futuro, y Shell está comenzando a ver al coche eléctrico como una oportunidad. Y por ello la marca ha confirmado que instalará puntos de carga para coches eléctricos en algunas de sus estaciones de servicio en Europa.

¿Por qué las gasolineras, como Shell, quieren fomentar el coche eléctrico? Porque puede ser la forma de cambiar de modelo de negocio, de suministrar gasolina a vender electricidad y aprovechar para convertirse en pequeños centros comerciales para poder entretener a los consumidores en los 30 minutos que tardará en cargarse su coche eléctrico. Un tiempo muy superior a los pocos minutos que se tarda en rellenar un depósito de gasolina.

Holanda será el primer país que recibirá estas estaciones de servicio adecuadas al futuro.

Shell ve un futuro donde sus gasolineras darán un servicio fundamental a los coches eléctricos y es que es la única forma que tienen las petroleras de sacar tajada del coche eléctrico, tienen que pasar de ser gasolineras a electrolineras. Y tienen una ventaja competitiva, ya tienen el espacio y los consumidores estamos acostumbrados a parar en sus estaciones a repostar gasolina.


Pese a que el coche eléctrico va a necesitar varias décadas para asentarse entre nosotros, este espacio de tiempo es el que tiene la actual industria para luchar contra el cambio o fomentarlo.