lunes, 13 de febrero de 2017

AUMENTA EL NÚMERO DE MOTORISTAS FALLECIDOS QUE NO LLEVABAN CASCO

Aumenta el número de motoristas fallecidos que no llevaban casco

Son muy pocos los los usuarios de este medio de transporte que van equipados correctamente.


El número de usuarios de moto fallecidos en las carreteras españolas aumentó del 8% al 17% durante el periodo que abarca desde 2004 hasta 2014. Durante el 2015, murieron en accidente de moto un total de 247 personas, lo que supone 60 más que en el periodo anterior y un incremento del 32%.


Resulta increíble a día de hoy que contando con numerosas tiendas y outlet de moto disponibles, desde la DGT se siga apuntando como una de las principales causas de las muertes las deficiencias en el equipamiento de los usuarios.

Así, según las estadísticas que maneja la Dirección General de Tráfico, entre los años 2014 y 2015 se produjo un aumento del 2% al 5% en el número de motoristas fallecidos que no llevaban el casco puesto. Este dato resulta del todo preocupante ya que está considerado como un elemento vital para la protección del usuario.

Pero también se apunta desde este organismo que son muy pocas las personas que conducen su vehículo utilizando ropa y calzado especialmente diseñados para llevar a cabo esta actividad.

La DGT también señala otras causas comunes que están presentes en la mayoría de accidentes de motocicletas como, por ejemplo, un aumento de la movilidad, un acceso más sencillo a esta clase de vehículos o la utilización de máquinas potentes de gran cilindrada pero obsoletas sin gran experiencia para conducirlas.

Los colectivos de motociclistas, por su parte, esgrimen otros condicionantes para explicar la creciente siniestralidad. En primer lugar se quieren hacer eco del mal estado general que presentan las carreteras españolas. En este sentido, la Asociación Española de la Carretera considera necesario detener el deterioro de las vías españolas si se desea que en el futuro se tenga que rehacer de nuevo toda la red viaria del país. Los principales puntos de atención serían el reasfaltado, cambiar la señalización, la iluminación o los guardarrailes.

Precisamente estos últimos elementos presentes en todas las carreteras son los grandes enemigos de los motoristas, que reclaman el protector de la parte baja de la valla (SPM). Estos ‘quitamiedos’ sin SPM costaron la vida al 18% de los motoristas.

Por lo tanto, para tratar de reducir el número de víctimas sobre dos ruedas, se deberá llevar a cabo un doble esfuerzo. Por un lado, los conductores han de ser conscientes que el equipamiento es fundamental en su seguridad. Acudir a tiendas o a un outlet de moto para adquirir el equipo será imprescindible. Por otro, urge un cambio en la red vial española que permita aumentar la seguridad de todos los vehículos que circulan por ella.


Un reciente estudio elaborado por la aseguradora Mapfre ha llegado a la conclusión que desplazarse en moto es hasta 12 veces más peligroso que hacerlo en un automóvil. Además, el 8% del total de motociclistas tiene un accidente al año. Estos datos invitan a extremar las precauciones y contar con el mejor equipo posible. Los distribuidores y los outlet de motocicletas son los puntos perfectos para aumentar la protección de los conductores..