lunes, 12 de diciembre de 2016

EL INSTITUTO FRANCÉS DE DISEÑO PREMIA A CITROËN POR “LA MAISON CITROËN”, UN ESPACIO QUE ADELANTA SUS FUTUROS PUNTOS DE VENTA

Los visitantes del último Salón del Automóvil de París pudieron disfrutar en el stand de la marca de “La Maison Citroën”, una zona colorida, interactiva y lúdica, que adelanta la arquitectura de los futuros puntos de venta Citroën.


Este espacio diseñado para hacer vivir al cliente una experiencia  “Be Different, Feel Good” ha sido reconocido por el Instituto Francés del Diseño, que ha concedido a Citroën el sello de excelencia “Janus du Commerce 2016”.

Audaz y creativa, la marca Citroën rompe una vez más los códigos y demuestra su voluntad de tener en cuenta el bienestar de las personas, más allá de sus modelos. Para ello, repiensa sus servicios y trabaja sobre los lugares de encuentro: tanto espacios comerciales como salones internacionales. Un planteamiento innovador que le ha valido el sello de excelencia “Janus du Commerce 2016” . Se trata de una etiqueta que otorga el Instituto Francés de Diseño y que recompensa la importancia que se le da al valor de uso y que alienta los proyectos que utilizan el diseño para mejorar las condiciones de vida y el confort de las personas.

Durante el último Salón del Automóvil de París, Citroën supo sumergir a cerca de un millón de visitantes en un espacio luminoso, de convivencia y colorido, ofreciendo una experiencia al servicio de su promesa de marca: “Be Different, Feel Good”. Una visión moderna del confort que se ilustró a través de sus modelos y sus concept car, como el Nuevo C3 o el Concept CXPERIENCE, pero también a través de la arquitectura de su stand, cuya concepción, firmada por la agencia AKDV, integraba la “Maison Citroën”.

La marca creó un decorado cálido de madera natural, con altas paredes en las que destacaban palabras en colores, sofás mullidos, pantallas de información y accesorios dedicados a la personalización. Una auténtica burbuja de serenidad y un concentrado de experiencias donde cada objeto de decoración estaba en su sitio como en una casa de verdad. Un lugar cuya arquitectura sublimaba la marca y prefiguraba los futuros puntos de venta Citroën.

Los expertos que han otorgado el reconocimiento han valorado: “el sentimiento de inmersión, gracias a la pantalla gigante, las palabras reforzando el story telling de la marca, la toma en consideración del aspecto medioambiental o también el auténtico ecosistema de creación, sobre todo con los artesanos”. También han destacado “la coherencia general, incluyendo el sentido de la historia de Citroën”.


Para Karine Buisson Caillard, Global Brand Design Manager Citroën, con este sello de excelencia “Citroën ha sido recompensada por su trabajo de merchandising en su conjunto, que traduce el nuevo posicionamiento de la marca. Bienestar, color, calor y modernidad, constituyen los ingredientes de nuestros nuevos espacios de venta y exposición.”