martes, 6 de diciembre de 2016

APARCAMIENTO AUTOMÁTICO INTELIGENTE: AUDI EN LA CONFERENCIA NIPS DE BARCELONA

.- Un modelo a escala del Audi Q2 gestiona de forma autónoma situaciones de aparcamiento complicadas
.- El aprendizaje continuo de la propia máquina, una tecnología clave para la conducción autónoma
.- Interacción personal con especialistas y expertos en recursos humanos de Audi


Se trata de una de las conferencias especializadas en inteligencia artificial más importantes del mundo: cada año, la Conferencia y Taller sobre Sistemas de Procesamiento de Información Neuronal (NIPS, por sus siglas en inglés) presenta avances en los campos del aprendizaje de las máquinas y la neurociencia computacional. Audi muestra por primera vez su experiencia en esta conferencia. Del 5 al 10 de diciembre de 2016, en Barcelona, el fabricante de vehículos premium enseñará, con la ayuda de un modelo a escala, cómo puede un coche desarrollar estrategias de aparcamiento inteligentes. Audi también proporcionará a los especialistas y potenciales solicitantes de empleo la información sobre puestos de trabajo en campos innovadores.

Los sistemas de autoaprendizaje son una tecnología clave para los coches de conducción pilotada. Ésta es la razón por la cual Audi ya ha acumulado una gran cantidad de conocimientos en el campo de las máquinas inteligentes. Audi es el único fabricante de automóviles que va a estar representado con su propio stand en la Conferencia NIPS. Un modelo a escala 1:8 (el prototipo Audi Q2 concept con sistema de autoaprendizaje) demostrará el proceso de aparcamiento inteligente. En un área que mide 3 x 3 metros, el coche busca y encuentra de forma autónoma una plaza de aparcamiento adecuada para después estacionarse él mismo en ella.

El sensor tecnológico del prototipo Audi Q2 concept consiste en dos cámaras individuales orientadas hacia delante y hacia atrás, junto con diez sensores ultrasónicos situados en diversos puntos alrededor del modelo. Un ordenador central de a bordo convierte los datos en señales de control para la dirección y el motor eléctrico. En la superficie de conducción, el coche a escala determina primero su posición relativa respecto al espacio de aparcamiento. Tan pronto como percibe la posición, calcula cómo puede conducir de forma segura al destino fijado. El pequeño vehículo maniobra, gira y se mueve hacia delante y hacia atrás, dependiendo de la situación.

La capacidad de aparcamiento del modelo a escala se hizo posible gracias al denominado “aprendizaje de refuerzo profundo”. En otras palabras, el sistema aprende esencialmente de los ensayos y errores. Para empezar, el coche selecciona al azar su dirección de movimiento. Un algoritmo identifica de forma autónoma las acciones llevadas a cabo con éxito, de tal manera que se va refinando continuamente la estrategia de aparcamiento. Así, al final el sistema es capaz de resolver por sí mismo incluso los problemas más difíciles.

El prototipo Audi Q2 para estos ensayos es un proyecto de pre desarrollo de Audi Electronics Venture (AEV), una filial de AUDI AG con sede en Gaimersheim, Alemania. En la siguiente etapa los desarrolladores transferirán el proceso de búsqueda de espacio de estacionamiento a un coche real.

La red global de Audi abarca no sólo institutos de investigación, sino también compañías tecnológicas de Silicon Valley, de Europa y de Israel. El fabricante de vehículos premium está trabajando con socios como Mobileye, la empresa líder mundial en el campo del reconocimiento de imágenes. En esta asociación las dos compañías combinan su experiencia para desarrollar un software basado en el aprendizaje profundo para sistemas de percepción del entorno. Audi utilizará por primera vez el software en 2017, en el controlador central de ayuda al conductor (zFAS) de la nueva generación del Audi A8. NVIDIA, líder en el terreno de los sistemas de hardware con un entorno de desarrollo asociado, fue un socio importante en el desarrollo del zFAS. Todas estas soluciones técnicas permitirán al cliente disfrutar de la conducción pilotada en situaciones de atascos y de aparcamiento autónomo.

Audi está intensificando aún más su colaboración con socios de industrias de alta tecnología, a través de un grado creciente de integración de componentes con inteligencia artificial (AI). Estas formas de inteligencia artificial son importantes para hacer frente a situaciones difíciles, como las que se presentan en el tráfico urbano. Eso permite a los coches de conducción pilotada evaluar el entorno complejo y realizar las maniobras necesarias según la situación.


En la Conferencia NIPS también habrá especialistas en inteligencia artificial interesados en trabajar para Audi en innovaciones, con el objetivo de profundizar en estos y otros apasionantes desarrollos. Especialistas y expertos en recursos humanos de la compañía estarán en el evento para proporcionarles información sobre el abanico de oportunidades profesionales existentes. En Audi, los especialistas tendrán la ocasión de ayudar a definir el papel de la inteligencia artificial en la industria del automóvil, aplicando sus conocimientos en las áreas de aprendizaje de máquinas, computación en la nube, análisis de datos y arquitectura de vehículos.